Receta de gazpacho andaluz

Ingredientes

– 1kg de tomates (cuanto más maduros mejor)
– 1 pimiento rojo
– 1 pimiento verde (italiano)
– 1 pepino
– Media cebolla
– 1 diente de ajo
– 4 cucharadas de aceite de oliva
– 2 cucharadas de vinagre
– 1 cucharada de sal

Preparacion

Para hacer el gazpacho, tenemos dos formas: la que nos lleva más tiempo y la que menos. La segunda la hacéis en apenas 5 minutos, pero os puedo asegurar que no es para nada lo mismo. Quedan tropezones y la textura es más como una espuma que como una sopa fría. Al menos para mi, no me es agradable cuando lo tomo.

Para hacer la forma más extensa en primer lugar rallaremos todas las verduras con un rallador, y las pasaremos luego por un pasapurés.  (Yo he dejado un poquito de cada verdura para luego hacer trocitos).

El procedimiento, como veis, es muy fácil, pero es más largo que en la forma rápida, en la que simplemente tendríais que pasar por la batidora todas las verduras juntas y luego colarlas con un chino.

Cuando tengáis hecho esto, sea cual sea la forma que habéis elegido, le añadimos 2 cucharadas soperas de vinagre, 4 de aceite de oliva y una de sal.

Removemos bien y le añadimos unos pocos cubitos de hielo. Lo metemos en la nevera para que esté aún más fresquito y ya está.

 

Resultado de imagen para Receta de gazpacho andaluz

El amaranto, ¡pequeños diamantes para el cuerpo!

La semilla de amaranto se cultiva y utiliza en nuestro país desde hace, aproximadamente, cinco mil años. Para las culturas precolombinas que habitaban nuestro continente, las propiedades de esta planta tuvieron aplicaciones medicinales en el tratamiento de diferentes padecimientos.

Junto con el maíz y el frijol , el amaranto fue uno de los principales productos para la alimentación de estos pueblos. Para los aztecas, mayas e incas fue la principal fuente de proteínas, además de tener connotaciones religiosas en ritos a sus dioses y en la cosmovisión de sus respectivas culturas.

el-amaranto-y-sus-propiedades

Propiedades y usos del amaranto

No sólo el valor nutritivo del amaranto lo ha posicionado como un gran alimento, sino también sus propiedades médicas que han sido confirmadas en los últimos años. En tiempos prehispánicos las hojas de la planta se aprovechaban para preparar infusiones contra la diarrea.

Importante: su gran cantidad de proteínas, hierro y calcio, además el amaranto ayuda en la prevención de la obesidad debido a su alto contenido de fibra.

Propiedades nutritivas del amaranto:

  • Gran contenido de minerales y vitaminas naturales: A, B, C, B1, B2, B3
  • Fuente de ácido folico
  • Proporciona niacina, calcio, hierro y fósforo
  • Contiene aminoácidos como la lisina

Gracias a estas propiedades se recomienda consumir amaranto para tratar afecciones como la osteoporosis, cáncer de colon, hipertensión arterial, estreñimiento, insuficiencia renal, insuficiencia hepática y encefalopatía hepática.

¿Sabías que…

el amaranto contiene más del doble de proteína que el arroz, cerca de 80% más que el trigo y el triple de aminoácidos que el maíz? Además, ayuda en el equilibrio de minerales como calcio, fósforo y magnesio, lo cuales nutren y mantienen en óptimo estado al cerebro, mientras que su aporte de sodio, potasio, zinc, cobre, magnesio, níquel y hierro colabora en el funcionamiento del sistema nervioso central.

Los nutrimentos se encuentran en toda la semilla, por lo que se recomienda su aprovechamiento integral, además que entre el 50% y el 80% de la planta es comestible

Fuente: https://www.diabetesbienestarysalud.com/nutricion/alimentos-sanos/el-amaranto-y-sus-propiedades/2009/02/